Misión de la Unión Libertaria Estudiantil frente a la educación

Nuestra misión es, como primera medida, la sindicalización del estudiantado. Esto quiere decir: ampliar la influencia del anarcosindicalismo a otros sectores sociales (hacia la defensa de las y los estudiantes), y lograr desde la organización y las luchas reivindicativas de nuestro entorno estudiantil la conciencia y la capacidad para lograr luchas sociales más amplias y encaminadas hacia el cambio social libertario: un mundo libre, justo y equitativo.

Las reivindicaciones sindicales nos sirven como preparación, y nos enseñan que con organización y bajo los principios anarcosindicalistas podemos lograr mejores condiciones y herramientas. Y entendemos que nuestra misión no es el reformismo ni de las instituciones educativas ni de las instituciones político-sociales, sino el fin de estas para la construcción de un mundo y de una educación libre, popular, colectiva, de calidad, horizontal, y autogestionada. Y sólo podremos realizarla en una sociedad nueva de iguales principios.

Queremos una enseñanza horizontal, sin figuras autoritarias ni figuras sometidas. Donde quien enseña aprenda y quien aprenda también pueda enseñar. Una educación en donde se enseñe la crítica, la discusión y la creación de nuevo conocimiento, y no solo la transmisión de este. Una escuela (entendida en el sentido más amplio) racionalista y laica, donde se enseñe el respeto por las diferencias y por la naturaleza, se permita el arte y la ciencia, y se refleje en ella la libertad, el apoyo mutuo, y la igualdad social.

Una educación y una sociedad administrada por el pueblo mismo, sin intermediaciones, autoridades ni burocracias. Una educación pública (del latín Publicus, del pueblo) sin exclusiones ni restricciones.

U.L.E
Anarcosindical Estudiantil