Saltar al contenido

Desde la Anarquía para FECODE

El pasado 8 de junio en la Circular No. 21 del Comité Ejecutivo de la Federación Colombiana de Educadores – FECODE, se pretendía ligar a la Anarquía con la instalación de “dispositivos de poder y de control” y que esta “valida el fascismo que vendrá y establecerá unas nuevas formas de dominación”, haciendo referencia al proyecto político del precandidato presidencial Rodolfo Hernández, conocido por su misoginia, xenofobia y elitismo.

En el comunicado se obvian los objetivos anarquistas, haciendo señalamientos injustos e infundados a quienes creemos en la Libertad como medio y fin, así como en un mundo sin Estado y sin capitalismo, y en general, creemos en el bienestar para todas, todes y todos los seres vivos.

Dicho comunicado, determina que la Anarquía está al servicio de fascistas y autoritarios: «Encontramos diferencias sustanciales entre una propuesta que conduce a la anarquía, acentuando otros dispositivos de poder y de control, para validar el fascismo que vendrá y establecerá unas nuevas formas
de dominación…» Lo anterior niega e invisibiliza las luchas históricas del movimiento obrero, social y popular.

Historicamente hemos dado nuestras vidas por destruir cualquier forma de dominación, en pro de mejores condiciones de vida.

Ante estas falsas ideas de la Anarquía por parte del sindicalismo vertical profesoral, como organización Anarconsindical rechazamos y condenamos este tipo de señalamientos que ponen en riesgo la vida y los escenarios organizativos de quienes tenemos a la Anarquía como principio.

Por este motivo, nos permitimos recordar a los dirigentes de la FECODE que los, les y las trabajadoras anarquistas desde inicios del S. XX participamos activamente en las luchas colombianas, por ejemplo, en esa época, en la Costa Atlántica y en el centro del país, en las huelgas en buscaban mejores condiciones laborales y de vida para la clase trabajadora, que al mismo tiempo, aportaron a la consolidación del movimiento sindical colombiano durante el desarrollo de los Congresos Obreros desde ya hace un siglo.

Por ese motivo, exigimos a quienes hoy señalan y recurren a falsas ideas sobre la Anarquía, se retracten públicamente, reconociendo su error.

Mencionamos a la FECODE que su organización sindical en estos últimos tiempos dista de las prácticas populares y obreras, y no va más allá del beneficio económico propio, careciendo de pensamiento crítico, pilar de toda, tode y todo maestro.

Finalmente, invitamos a la clase trabajadora a disponer de sus recursos y fuerzas hacía la reactivación del movimiento obrero en el país, a tomar la palabra y la acción como herramientas de luchas que deben ir más allá de las estructuras del Estado y las élites políticas.

ULET-AIT